Saltar al contenido

Historia de las brujas

Los mejores amigos de una bruja

Desde mucho antes, las brujas han estado reflejadas como seres horrendos y que traen desgracia a los demás; pese a ello, aún se mantienen bajo el interés de las personas, bien sea por su aura curiosa o la necesidad de explicar cosas que no tienen sentido para nosotros mismos.

Por su parte, la brujería se consideró como la fuente de la destrucción en el mundo. Considerándola como algo espantoso desde mucho antes, siendo su auge la Edad Media, donde era mal visto encontrar un grupo de mujeres reunidas intercambiando hierbas entre otras cosas.

Bruja anciana
Bruja anciana

Sin embargo, con los años, la brujería se ha visto con otros ojos, aunque no quita el hecho de que cierta parte de la población aún se aferra a la idea de ver esta práctica con incomodidad.

Este hecho, también podría deberse a que, como suele suceder, las brujas surgieron en una época donde no se tenía suficiente conocimiento y había mucha ignorancia, así como el hecho de que esos pueblos, estaban presentando desgracias naturales, pestes, entre otras cosas. Y por ello, consideraron que las brujas y la brujería eran la causa principal de ello, trayendo como consecuencia otros males, debido al miedo y terror que esto podría provocar.

Se puede ver como algo totalmente natural pasó a ser objeto de destrucción y como este afectó a la mujer principalmente.

Brujas entre nuestra historia

Contrario a lo que se piensa, las brujas no se dieron porque si, y no era considerado como algo mundano solamente.

También se consideraban a las brujas, descendientes de las diosas, entre estas estaba Perséfone, Artemisa y Hácetes.  Siendo estas tres las brujas más antiguas de la mitología:

Diosas
Diosas

Hácetes era definida como la predecesora de los hechizos y la magia, mostrando su cuerpo a los magos y brujas; en esas apariciones se le visionaba como mujer imponente, antorcha en mano y junto a varios animales, atribuyéndole el poder de las sombras oscuras. Era tan popular, que a menudo se encontraba su figura en varias partes que se veían mezcladas con la naturaleza, como ríos, campos, y bosques. Con un cuerpo dividido en tres que representaban la niñez, adolescencia y adultez.

Incluso en la biblia se menciona unos cuantos personajes que arrojan característica de bruja, en este caso, estamos hablando de El antiguo testamento, en el libro de Samuel. Allí, Samuel tiene problemas para comunicarse con Jehová, tanto en sueños como en visiones. Así que decide visitar una Medium de Endor. Siendo primeramente rechazado por la mujer al considerarlo el causante de represión entre videntes y médium.

Este pasaje de la biblia es algo que causó curiosidad y que no pasa desapercibido por los lectores fieles del mismo, y de los practicantes de brujería, ya que, para las religiones, estaba mal visto practicar el arte de la adivinación, hechicería entre otros comportamientos extraños, al considerarlos como prácticas paganas y satánicas.

Cacería de brujas a causa de las creencias de la iglesia

Sin embargo, el peor enemigo de la humanidad es la ignorancia.

A medida que iban pasando los años en la Edad Media, a las mujeres se les comenzó a ver con otros ojos, indicando que al ser las que pasaban más tiempo en casa, eran las más débiles al encanto de los pensamientos paganos.  Dando así paso a una malformación de la idea principal que se tenía de aquellas mujeres, que en su mayoría usaban hierbas medicinales para curar y proteger.

Pociones
Pociones

Como mencionamos en un principio, la Edad Media se encontraba presentando problemas, entre enfermedades y sequías y había que tener un culpable de ello. La gente no tenía muchos conocimientos, así que comenzaron a ver con malos ojos a las mujeres que preferían mantenerse retiradas y que, en la mayor parte, se encontraban cerca de sus chozas junto a los arboles. También la iglesia incentivó estos rumores sobre brujería, al considerar a las mujeres demasiado débiles e inferiores, y cualquiera que tuviese una mente diferente o no siguiese el mismo patrón, las consideraban brujas.

Así que comenzaron a ser acusadas de brujerías y a ser asesinadas por ello.

Torturas hacia las brujas

Quema de Brujas
Quema de Brujas

Al contrario de las muchas creencias, los juicios por brujería no comenzaron en Inglaterra como se creía en un principio, sino que estos empezaron en Francia. Debido a una serie de acontecimientos por parte de la iglesia.

Dichos juicios no daban pie a flexibilidad, e incluso se llegó a realizar una serie de torturas a las mujeres acusadas, lo cual provocaba una confesión, así fuese real o no, para entonces, la mayoría de estas mujeres morían en el acto.

Tipos de torturas

  • Una de ellas consistía hacer que las mujeres bebieran agua hasta reventar o hasta que confesaran sus crímenes.
  • Otras se enfocaban en colocarlas en una hoguera con ácido e incluso practicar los empalamientos.
  • Por último, podrían colocar a la mujer en un palo de madera alrededor de un pajar encendiendo fuego a su alrededor, con el fin de que ésta fuese purificada con las llamas sanadoras.

Se estima que las torturas eran mucho peores que las que mencionamos, y la peor parte se la llevaron las mujeres, siendo por igual las acusaciones hacia algunos hombres, condenando así a miles de familias que  perdieron a sus hijas, esposas, amigas y hermanas.

Tortura

Con el paso de los años, las brujas han ido cambiando en el imaginario de la sociedad, pasando de mujeres horribles y arrugadas a otra percepción mucho más humana y empática. Esto se relaciona a varios libros sobre brujas, dedicado más al público infantil sin la utilización de imágenes terroríficas y de aspecto desagradable, como también los propios medios de difusión que crean películas y libros referentes del tema. Esto permite que la sociedad vaya cambiando su manera de pensar.

Sin embargo, puede que haya aún muchas culturas  y personas reacias a compartir este tipo de vida, acusándolas de destruir la naturaleza y todo lo que le rodea.